La Antártida conquistó a la expedición XXI

El equipo de logística e investigadores retornó al país. Algunos de ellos hablan sobre el resultado del viaje al ‘continente blanco’.

Silvia Murillo Cerón Viajar a la Antártida o también llamado ‘continente blanco’ por primera, octava o decimotercera a vez, es una experiencia indescriptible e imborrable. Por lo menos así lo define el equipo que formó parte de la XXI Expedición Antártica, que ya retornó al país con la satisfacción del deber cumplido.

El grupo de expedicionarios estuvo compuesto por tres oficiales, doce tripulantes, siete servidores públicos y diez investigadores científicos de las universidades De las Américas (UDLA), de las Fuerzas Armadas (ESPE), Católica Santiago de Guayaquil (UCSG), Téc

Ir a la pagina del Articulo

nica del Norte, Pontificia Universidad Católica de Esmeraldas y San Francisco de Quito.

La misión en este viaje fue la construcción de la Casa de botes, dar mantenimiento a la estación ecuatoriana Pedro Vicente Maldonado y brindar apoyo a la investigación. Según el capitán Carlos Breilh, jefe de esta expedición, y quien por primera vez realiza un viaje a la Antártida, el Ecuador debe mantener su presencia en el ‘continente blanco’ para permanecer como miembro consultivo del Tratado Antártico. “O sea que tenga voz y voto”. Ante ello, Breilh detalla que este 2017, el país cumple 30 años de actividades antárticas y la estación ecuatoriana Pedro Vicente Maldonado, 27. “Como parte de la Armada, una de las misiones fue la de dar mantenimiento a las inatalaciones y la construcción de un nuevo módulo, donde se almacenen nuestros botes de goma -para trasladarnos entre islas-, y la maquinaria que utilizamos”. Si bien para el jefe de la misión fue su primer periplo hacia allá, hay quienes como Mario Piedra, Gustavo Cotallath y Luis Sanunga, que han participado entre ocho y trece excursiones. Piedra, quien fue el jefe de obra (construcción, mantenimiento, reparación), dice sentirse sumamente orgulloso. “Es indescriptible el sentimiento de haber colaborado con la expansión y engrandecimiento de la estación nacional. Para llegar allá se necesita profesionalismo, ganas y sentimiento”.

Ir a la pagina del Articulo

Publicado en Prensa & Reportajes, Sin categoría.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *